ABRIMOS DE MARTES A DOMINGO A PARTIR DE LA 1:30 PM

A principios del siglo XX, empieza a tomar forma el proyecto de construir una colonia residencial en el predio denominado Potrero de Romita. En la década de los años 20, se fracciona lo que hoy en día se conoce como la Colonia Roma. Diversos arquitectos de reconocido prestigio empiezan a construir inmuebles con marcada influencia arquitectónica de estilo Francés. Una de esas casas, se ubicaba en la esquina de la Avenida Monterrey y antigua Avenida Jalisco, hoy Avenida Álvaro Obregón.

 

La casa es adquirida a principios de la década de los 20s por el Señor Antonio Revuelta Pacheco, originario de Santander, España, quien llegó a trabajar al Puerto de Veracruz a la edad de 15 años, emprendiendo diversos negocios que le obligan a realizar continuos viajes a la Ciudad de México, así fue como surge la necesidad de tener un lugar de residencia para pasar temporadas con su familia.

 

En 1940, una de las nietas de don Antonio Revuelta de nombre Virginia, emigra del Puerto de Veracruz a la Ciudad de México para residir con su esposo, el Dr. Fernando de Emparán, en la casa que años después recibiría como herencia de su madre, también de nombre Virginia.

 

Por más de seis décadas, en la planta baja de la casa estableció el Dr. Emparán su consultorio y a su vez rentaron diversos locales para comercio como panadería y tienda de abarrotes. En el año de 2006, le renta el local de la esquina a la Chef  Mónica Patiño para establecer un negocio de comida gourmet, el cual funcionaría con el nombre de “Delirio”.

 

A la muerte del esposo de la Sra. Virginia y una vez que desocupa la casa en el año 2013, decide rentar toda la propiedad a la Sra. Mónica Patiño para establecer en los altos de la casa un restaurante que llevaría el nombre de “Casa Virginia”.

ABRIMOS DE MARTES A DOMINGO A PARTIR DE LA 1:30 PM